La estenosis aórtica severa en los pacientes de edad avanzada es muy frecuente y tiene mal pronóstico con tratamiento médico con una mortalidad que alcanza el 25% al año y el 50% a los dos años del comienzo de los síntomas.

En los últimos 40 años, la cirugía de sustitución valvular ha demostrado resultados muy satisfactorios a corto y largo plazo incluso en pacientes de edad muy avanzada. Aun así, hasta un 30 % de los pacientes con esta patología nunca han sido referidos para tratamiento quirúrgico, en la mayoría de los casos porque su médico referidor considera que el riesgo es inaceptablemente alto para cirugía convencional. Son pacientes con importantes factores de riesgo (insuficiencia renal, embolias cerebrales previas, reintervenciones etc…) o con una situación de “fragilidad “significativa.
Una evaluación completa e individual de cada paciente (comorbilidad, adaptabilidad, grado de dependencia) por parte de un grupo multidisciplinario (heart-team) favorece poder ofrecer la mejor opción en cada caso.

Las nuevas válvulas transcatéter (TAVIs) son una opción frente a la cirugía convencional en los pacientes de alto riesgo. Los resultados han sido buenos, pero siguen sin resolverse algunas cuestiones relevantes: aumento de las complicaciones neurológicas, persistencia de fugas paravalvulares significativas, complicaciones vasculares y alto coste de esas prótesis.

Las válvulas sin sutura (sutureless) han aparecido como alternativa a las válvulas convencionales y a las válvulas transcatéter. Estas nuevas válvulas permiten operar a esos pacientes de alto riesgo de forma segura y con mejores resultados. El proceso es más rápido (menor tiempo de isquemia y de circulación extracorpórea), más seguro (visión directa, resección de la válvula nativa patológica) y con menor agresión quirúrgica (mini-incisiones).

En la actualidad existe ya una larga experiencia (seguimiento de más de 7 años) con más de 6.000 prótesis aórticas sin sutura implantadas en Europa, con excelentes resultados. Nuestro grupo fue pionero de estas nuevas técnicas en España y tiene la mayor experiencia en nuestro país con más de 150 casos en los últimos 3 años.